NOTICIAS

Encuentro de obispos chilenos con el Papa marcó inicio de Visita ad limina

Nuestros pastores están en Roma realizando la Visita ad limina apostolorum hasta el 28 de febrero. La primera actividad fue una misa en la basílica de san Pedro, junto a la "morada de los apóstoles". Luego los Obispos se reunieron con el Papa Francisco en una audiencia colectiva.

 

Tras concluir el retiro espiritual que vivieron en Asís, los obispos chilenos se trasladaron el domingo 19 de febrero a Roma, para dar comienzo a la Visita Ad Limina entre el 20 y 28 febrero. 

Esta visita que todos los obispos del mundo realizan habitualmente cada cinco años, es una manifestación del profundo espíritu de comunión de los Pastores con el Papa, sucesor de san Pedro, junto al sepulcro del primer Papa de la Iglesia. La Visita Ad Limina es la expresión actual de esta íntima relación comunitaria. 

La primera actividad de esta Visita Ad Limina 2017 fue, temprano por la mañana, la Misa en la basílica de San Pedro, presidida por Mons. Santiago Silva, Obispo Castrense de Chile y presidente de la Conferencia Episcopal. En estas actividades es habitual que los Obispos celebren la Eucaristía en las cuatro basílicas mayores: San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa María la Mayor.

Luego, a las 10 de la mañana hora de Roma, los obispos chilenos se reunieron con el Papa Francisco en audiencia colectiva en la Biblioteca personal en el Palacio Apostólico. 

Antes del encuentro con el sucesor de Pedro, Mons. Cristián Contreras V., obispo de Melipilla y vicepresidente de la CECh, señaló: "Estamos aquí para expresarle al papa Francisco nuestro sentimiento de cercanía y de afecto en la fe, para que él nos confirme y a su vez nosotros confirmemos a nuestros feligreses en las diócesis". 

Durante la tarde se espera que se celebre una Misa para conmemorar el 30° aniversario de la mediación papal entre Chile y Argentina, en la Iglesia Argentina. 

 

Fuente: Prensa CECh

En el siguiente video mons. Cristián pidió una bendición especial para la diócesis de Melipilla y para las Carmelitas Descalzas de Puangue, a lo que el Papa accedió de todo corazón. 



Galerias: