NOTICIAS

Seminario de Animación Bíblica de la Pastoral “¿Por qué Jesús hablaba en Parábolas?”

El sábado 21 de octubre se realizó en el Colegio Nuestra Señora de la Presentación de Melipilla, el Seminario de Animación Bíblica de la Pastoral de la Diócesis de Melipilla.

 

Contamos con la presencia del Padre Eduardo Pérez-Cotapos Larraín SSCC., quién compartió una reflexión a partir de la pregunta ¿Por qué Jesús enseñaba en parábolas?. Las primeras comunidades cristianas conservaron estas enseñanzas de Jesús en forma de parábolas porque descubrieron en ellas una forma de responder a la pregunta ¿quién es Jesús? y una manera de enseñar, en forma sencilla, sus acciones salvíficas.

 

La Animación Bíblica de la Pastoral (ABP) es la acción eclesial que tiene como tarea poner la Palabra de Dios en el corazón de la vida de la Iglesia.

 

Este seminario es la instancia que impulsa, efectivamente, a que la Palabra de Dios  anime toda la vida pastoral y eclesial de la diócesis.

 

María Cristina Ariztía, integrante de la comisión de Animación Bíblica para la Pastoral nos respondió algunas consultas con respecto al seminario y a los desafíos que se presentan de aquí en adelante:

 

¿?﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽cer un vi de pastoral, en donde io y a los desafñioe corremos siempre contra el tiempo la mayor dificultad es esa, darQué impresiones te quedan después de tener este seminario con respecto a la Animación Bíblica de la Pastoral?

 

A mí me ha conmovido el interés de las personas por conocer más la Sagrada Escritura y poder fortalecer en sus comunidades la formación en cuanto a lo que es la Sagrada Escritura. La verdad es que siempre la palabra de Dios remueve el corazón, y el ponerla como fuente de nuestra vida, en el fondo es lo que necesitamos hoy día para vitalizar nuestra Iglesia y la vida normal, que a veces vivimos con tanto desánimo, en Jesús siempre encontramos respuestas para nuestras inquietudes mas profundas y también para acompañar nuestras dificultades.

 

¿Qué desafíos crees que se vienen de aquí en adelante en la pastoral?

 

Yo creo que tenemos el gran desafío de poner la Sagrada Escritura como palabra de Dios en centro de la vida de la pastoral. Muchas veces uno ve las distintas reuniones de pastoral, en donde se lee un texto bíblico al comenzar, pero el desafío es ¿cómo establecer un vínculo con la palabra de Dios?, dejarnos interpelar por ella, que la palabra toque el corazón, que realmente sea para nosotros palabra de vida, y eso necesita aprender a hacer silencio, aprender a estar, a quedarse, a  escuchar la palabra, darse el tiempo, creo que en un mundo que corremos siempre contra el tiempo la mayor dificultad es esa, darnos el tiempo para estar con el Señor escuchando su palabra.

 

Fuente: Comunicaciones Melipilla.



Galerias: