NOTICIAS

XXIII Encuentro de Juventud Diocesano

El sábado 4 de noviembre, en la piscina municipal de Peñaflor, se realizó el XXIII Encuentro de Juventud Diocesano.

Con la presencia de aproximadamente 670 jóvenes, quienes llegaron de las distintas zonas de la Diócesis de Melipilla se realizó este encuentro, el cual tenía como lema “Fortalecidos en la fe, seremos instrumentos de tu paz”.

Al encuentro asistió Mons. Cristián Contreras Villarroel, Obispo de Melipilla, quién dijo a los asistentes “es un día muy especial para la Diócesis de Melipilla, porque se demuestra que la Iglesia está viva, y esta es la Iglesia verdadera, la Iglesia que no es noticia y ustedes son una buena noticia para los demás”… “La juventud espera al Santo Padre, estamos trabajando fuertemente para que ustedes tengan un encuentro hermoso con Él en Maipú, estamos trabajando para la misa en Santiago, en el Parque O’Higgins y también en la Diócesis de Temuco y de Iquique. Hemos sacado una serie de fichas para que ustedes los trabajen, se ha hecho una cosa muy entretenida, son 8 encuentros con el Papa y está hecho con la verdad de las cosas que ha dicho el Santo Padre. Yo espero que tengan una hermosa jornada, ustedes están reunidos ahora en pequeños grupos y fue lo que sucedió con la multiplicación de los panes. Había una masa, las masas son siempre manejables desde afuera, son manejables desde la ideología y en cambio un pueblo tiene un sentido de pertenencia, y el Señor los hizo sentar como ustedes están sentados, unos al lado de otros, para que el Señor y los discípulos los sirvieran, y eso es lo que queremos hacer con los sacerdotes, religiosas y catequistas, con su Obispo, queremos servirlos, y el mejor servicio que podemos hacer es el anuncio del Evangelio. Como decía el papa Benedicto `Cristo no quita nada, Cristo lo da todo´, así que tengan mi bendición”.

La jornada estuvo incluyó momentos reflexión en grupos, con la pregunto de cómo llegaron a la Iglesia y qué esperan de ella, juegos y espacios de reflexión personal.

Se realizó una peregrinación desde la piscina municipal de Peñaflor hasta la plaza ubicada en frente de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen del Prado. Allí se dijo que esta es la única parroquia que, pese a los daños sufrido a causa del terremoto de 2010, aún no ha sido reconstruida. En ese lugar se celebró la Eucaristía, presidida por el Pbro. Manuel Quiroz, asesor de la pastoral de juventud, concelebrada por algunos sacerdotes  de la diócesis.

El su homilía el padre Manuel indicó que “los caminos que el Señor va buscando para encontrarse con nosotros son diversos y se ocupa de cada uno de nosotros para generar este encuentro. Un encuentro que en la mañana trabajábamos desde el ¿quién soy yo? Y a veces uno encuentra cosas muy buenas, y a veces uno encuentra cosas que no nos gustan de nosotros mismos. Pero en esa búsqueda esta la primera lectura, el Señor nos busca por nuestro nombre, más aún, por nuestra historia, así el Señor nos llama, nos llama desde nuestra fragilidad, ese llamado que el Señor nos hace a cada uno de nosotros de distintas maneras. El desafío que nos plantea Jesucristo es aprender a dar la vida por los demás, y para eso necesitamos valentía, necesitamos coraje, necesitamos estar arraigados profundamente en el corazón de Cristo, para que nuestro amor sea en Cristo Jesús”, dijo.

Fuente: Comunicaciones Melipilla



Galerias: